Aclara varios tonos en un tono espectacularmente natural

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos preferidos por los pacientes más exigentes con el aspecto de su sonrisa, ya que permite conseguir unos dientes visiblemente más blancos y brillantes en solamente un mes.

¿qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético que permite aclarar varios tonos el color original de los dientes para que éstos tengan un aspecto más blanco y brillante.

¿por qué hacerme un blanqueamiento dental?

Si te gusta mantener una estética altamente exigente en tu sonrisa y quieres sonreír siempre  con seguridad. Un blanqueamiento dental será sin duda una opción increíble para ti, ya que te dará una estética incomparable en un tono blanco natural, entregando un aspecto increíblemente estético, permitiéndote tener una sonrisa natural, con la que deslumbras con un aspecto blanco y brillante.

NO CAUSA DOLOR

una de las grandes ventajas del blanqueamiento dental es que su procedimiento es muy sencillo, cómodo e indoloro, asegurándote un procedimiento seguro.

Aumenta la confianza

El blanqueamiento dental es un procedimiento ideal para mejorar la seguridad en sí mismo y la autoestima del paciente. Tener una sonrisa reluciente, te hará proyectar la imagen deseada, proporcionándote la confianza que necesitas en todo tipo de actividades, tanto laborales como sociales.

Elimina manchas

El blanqueamiento dental es el tratamiento indicado para eliminar y reducir las manchas dentales, que pueden ser naturales o provocadas por el mal cuidado del higiene oral.

¡Escríbenos! nuestro equipo de apoyo al paciente aclarará todas tus dudas 

Nuestra paciente luciendo su sonrisa con confianza
Angelica decidió hacerse un blanqueamiento dental y lo primero que nos pidió al ver su sonrisa en el espejo fue una foto luciendo su nueva sonrisa blanca y brillante

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación, te ofrecemos la respuesta a las seis preguntas sobre el blanqueamiento dental que más nos hacen nuestros pacientes:

Durante el tiempo que dura el tratamiento, alrededor de un mes, es importante reducir o evitar el consumo de alimentos con coloración. Por ejemplo: café, té, vino tinto o rosado, tomate, vinagre, remolacha, cerezas, moras, frambuesas, espinacas, chocolate negro…

De la misma manera, es recomendable no fumar, o reducir el hábito lo máximo posible, durante el tiempo que dura el tratamiento.

Siempre que no exista ninguna otra contraindicación que lo desaconseje, el blanqueamiento puede llevarse a cabo en cualquier persona mayor de 18 años.

Esto se debe a que los dientes de pacientes más jóvenes están aún en fase de desarrollo. Por tanto, es preferible completar el desarrollo antes de iniciar el tratamiento.

Aunque este tratamiento no presente, por lo general, grandes contraindicaciones, se deben tener en cuenta algunas de ellas. Por ejemplo, el blanqueamiento no está aconsejado en determinadas situaciones: mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; menores de 18 años; personas que padezcan enfermedades periodontales, caries o fisuras; pacientes tratados con medicamentos para combatir la falta de hierro, etc.

Cuando se presente alguna contraindicación, ésta se deberá valorar para determinar si se debe posponer el blanqueamiento –menores de edad y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, si se debe realizar algún tratamiento de saneamiento previo –enfermedades periodontales, caries…- o si se debe buscar una solución alternativa.

El blanqueamiento que llevamos a cabo en Dentalplan no daña ni debilita los dientes, ya que el procedimiento está controlado en todo momento por un profesional especializado.

Tanto el gel blanqueador como la lámpara cumplen todas las normativas. Además, el seguimiento que llevamos a cabo del paciente facilita que cualquier inconveniente sea reconocido de manera rápida.

Por otro lado, algunos pacientes perciben un aumento de la sensibilidad dental durante el tiempo de tratamiento. Si te sucede esto, te aconsejamos que hables con el profesional que está llevando a cabo el blanqueamiento. Sin embargo, esto no debe ser preocupante ya que dicha sensibilidad es pasajera y cesa una vez que el tratamiento ha terminado.

Aunque hay algunos dientes que responden mejor al tratamiento blanqueador depende fundamentalmente de su porosidad y de la causa que originó el cambio de color por lo general se pueden conseguir resultados notables en cualquier paciente.

Sin embargo, para obtener una orientación o una previsión sobre tu caso concreto, es recomendable que trates este tema con uno de nuestros especialistas en Estética Dental.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.