Evita extracciones e implantes

La Odontología Conservadora engloba todos aquellos tratamientos encaminados a salvar y mantener en la boca los dientes naturales del paciente. Los procedimientos más habituales dentro de esta especialidad las endodoncias.

¿QUE ES LA ENDODONCIA?

La endodoncia, también conocida como tratamiento de conductos, se refiere a un procedimiento altamente utilizado por los especialistas en odontología para retirar por completo la pulpa dentaria dañada.

Es la solución inmediata y definitiva ante las molestias dolorosas provocadas por la afectación del nervio, te permite conservar la apariencia de tu dentadura mientras que el dolor desaparece por completo.

Importancia de la endodoncia

La endodoncia, hace parte de la Odontología Conservadora, que tiene como objetivo salvar y conservar en la boca del paciente un diente enfermo o dañado, ya sea por caries, desgaste o traumatismo; en donde se busca evitar la extracción de la pieza dental y la posterior colocación de un implante.

¿En que consiste el tratamiento de ortodoncia?

La endodoncia sirve para conservar las piezas dentales sin necesidad de recurrir a la extracción, y es el último recurso para conservar aquellos dientes que tienen alguna afección en el nervio dental y su periferia.

RECUPERA TU SONRISA

Elimina las bacterias y microorganismos que han dañado la pieza.

ELIMINA INCOMODOS DOLORES

Acaba radicalmente y de manera definitiva con el fuerte dolor que siente el paciente.

EVITA TRATAMIENTOS COMPLEJOS

Evita tratamientos más costos y complejos, que pueden causar la perdida de la pieza dental

¡Escríbenos! nuestro equipo de apoyo al paciente aclarará todas tus dudas 

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación, resolvemos las cinco preguntas sobre el tratamiento de endodoncia, que con más frecuencia nos plantean nuestros pacientes:

La endodoncia consiste en retirar el tejido enfermo (infectado) del interior de los conductos radiculares del diente, limpiar y preparar estos conductos para posteriormente rellenarlos con un material biocompatible que se llama gutapercha que aporte un buen sellado del diente.

Cada caso es diferente, pero los síntomas más frecuentes son un dolor intenso o hipersensibilidad al frío o al calor. En algunas ocasiones no se producen síntomas y el problema se detecta en la consulta del odontólogo cuando se realiza una revisión del estado general de la dentadura.

La endodoncia es una técnica que tiene una tasa de éxito de un 96% siempre que ésta sea correctamente realizada. Los resultados del tratamiento dependen, fundamentalmente, de la precisión con la que se haya realizado el procedimiento.

Por ello, en Dentalplan creemos en la importancia de adoptar los últimos avances. En primer lugar, llevamos a cabo la instrumentalización de los conductos del diente con materiales mínimamente invasivos para él. De esta manera, reducimos el riesgo de fracturas.

En segundo lugar, realizamos la obturación con gutapercha caliente, que proporciona un mejor sellado y sirve, por tanto, para evitar la contaminación bacteriana.

En tercer lugar, disponemos de un microscopio quirúrgico con el que conseguimos la magnificación del campo sobre el que trabajamos. Así, podemos advertir mucho mejor cualquier patología que pueda tener el diente en ese momento. Además, evitamos que los pequeños detalles que sin microscopio pasarían inadvertidos puedan comprometer el éxito del tratamiento.

Se realiza bajo anestesia local, por lo que no comporta ningún dolor durante la intervención. Sí puede ser un poco molesta para los pacientes que presentan una infección del nervio, especialmente una vez pasado el efecto de la anestesia. En estos casos los especialistas indicarán la medicación adecuada para contrarrestar las posibles molestias.

La endodoncia se aplica para no perder el diente, así que suele conseguir el mantenimiento de la pieza. Lo que sí  puedes perderse es un trozo de la parte visible del diente cuando es necesaria una reconstrucción completa. Esto se corregirá con la obturación del diente o la sustitución con una corona estética de porcelana.