cuida tu sonrisa

La Odontología General, es de suma importancia en la salud de tu sonrisa, ya que es la encargada de solucionar los problemas primarios que tienen que ver con la boca, dientes y otras estructuras relacionadas. Representa en la mayoría de los casos el contacto inicial del paciente con el profesional de la Odontología.

¿QUÉ ES LA ODONTOLOGÍA GENERAL?

La Odontología General se encarga del diagnóstico, el tratamiento y la prevención de las enfermedades que afectan los dientes y otras áreas como: las encías, la lengua, el paladar,  la mucosa oral, las glándulas salivales y otras estructuras implicadas, entre ellas las amígdalas, los labios y la articulación temporomandibular.

¿por qué cuidar mi sonrisa?

La Odontología es esencial para gozar de una salud en tu sonrisa óptima, ya que es fundamental  evitar todas las enfermedades que puede provocar el descuido de tu salud oral, tales como: Infecciones, Periodontitis, Caries, perdida de los dientes, entre otras, por tal motivo es fundamental que asistas al odontólogo y no pierdas tu seguridad al sonreír. 

PREVIENE ENFERMEDADES EN TU SONRISA

Al asistir a un control general de odontología, se pueden identificar ciertos problemas que pueden ser leves y con una atención temprana, se pueden corregir sin presentar mayor dolor y tratamientos complejos.

AUMENTA LA CONFIANZA

Tener una sonrisa saludable mejorar la seguridad en sí mismo y la autoestima del paciente. Una sonrisa saludable, te hará proyectar la imagen deseada, proporcionándote la confianza que necesitas en todo tipo de actividades, tanto laborales como sociales.

SONRISA SALUDABLE

Para tener una sonrisa saludable debes tener presente la importancia de realizar controles odontológicos, que te permitirán indagar sobre tratamientos que pueden mejorar la calidad de tu sonrisa y que te ayudaran a tener siempre la confianza al sonreír

¡Escríbenos! nuestro equipo de apoyo al paciente aclarará todas tus dudas 

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación, te ofrecemos la respuesta a las seis preguntas sobre la odontología general que más nos hacen nuestros pacientes:

La revisión dental consiste en una inspección de los dientes, encías y tejidos blandos (mejillas, labios y lengua) para identificar y/o descartar algún problema bucodental a tiempo. El tiempo varía según cada persona y su estado de la sonrisa, pero para un individuo sano se recomienda una revisión cada 6 meses.

Siempre que se tiene dolor dental se debe acudir al dentista a pesar de que éste desaparezca al poco tiempo. Normalmente es indicativo de que algo está ocurriendo y lo importante es averiguar si ha sido algo casual o está comenzando alguna patología (caries, infección, erupción de una muela, entre otros problemas dentales.

El segundo trimestre es el momento en el que se puede realizar algún tratamiento de urgencia, siendo el primer y tercer trimestre los más críticos en cuanto al tratamiento dental. Lo ideal es hablar con el ortodoncista, si se está buscando el embarazo para hacer una revisión dental y si fuera necesario, realizar cualquier tratamiento antes de quedarse en estado.

El mal aliento, está asociado a una carga bacteriana importante que se aloja entre los dientes y las encías. También se puede deber a un acúmulo de placa y restos de alimentos entre los dientes. Por lo tanto, suele estar relacionado con una higiene dental, deficiente o poco efectiva. Además, es necesario cepillar la lengua porque también interviene en procesos de descomposición de los alimentos. El tratamiento a este problema, consistirá en realizar una limpieza dental profunda además de recomendar un enjuague y pasta dental especiales, así como una técnica de cepillado específica.

Se recomienda acudir a la primera revisión a partir de los 4-5 años (siempre y cuando antes no se observe ninguna alteración o molestia en los dientes).

Los dientes deben cepillarse siempre después de cada comida. Por lo general, los cepillados más importantes son después del desayuno, después de la comida y después de la cena.