Resultados Efectivos con una Estética Increíble

Los brackets de zafiro son una solución discreta con una inversión baja para aquellos pacientes que desean mejorar su Sonrisa pero sienten que los brackets metálicos no van con su look.

¿qUÉ ES LA ORTODONCIA ZAFIRO?

Los brackets de zafiro son un tratamiento de ortodoncia que nos permite corregir todo tipo de malposiciones o malformaciones en la boca de los pacientes como el alineamiento y la oclusión, entre otros. Pueden ser empleados tanto por adolescentes como por adultos.

¿Es la ortodoncia zafiro la mejor opción para mi?

Teniendo en cuenta que pueden corregir la mayoría de los problemas relacionados con la alineación y la mordida, la respuesta a esta pregunta depende únicamente de ti. Si buscas un tratamiento que sea estético y relativamente económico (solamente mejorado en precio por los brackets metálicos), la ortodoncia de zafiro es, sin duda, una adecuada elección.

 

NO SE TIÑE

Los brackets y las ligaduras se mantienen estéticos, ya que no se tiñen ni se vuelven de color amarillo con el paso del tiempo.

DISCRETA

Los brackets son transparentes y su textura hace que se mimeticen con el esmalte, por lo que el resto de personas apenas los notan.

RESISTENTE

Los brackets se fabrican con cristal de zafiro, un material de gran dureza que solamente es superado por el diamante en dicho aspecto.

Diana luce su sonrisa con confianza
Nuestra paciente Diana llego a Dentalplan en busca de mejorar su sonrisa, con una ortodoncia estética, que fuera casi imperceptible pero que se adaptara a su presupuesto, es por eso que se decidió por una ortodoncia zafiro

¡Escríbenos! nuestro equipo de apoyo al paciente aclarará todas tus dudas 

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación, te ofrecemos la respuesta a las cinco preguntas sobre la ortodoncia Zafiro que más nos hacen nuestros pacientes:

Cuando una persona es tiene cualquier método de ortodoncia fija, es fundamental extremar los cuidados y la limpieza bucodental.

Esto se debe a que los restos de alimentos tienden a acumularse entre los brackets, lo que abre la puerta a la proliferación de bacterias y a la aparición de caries.

Por ello, es necesario ser muy riguroso con la higiene. Esto incluye cepillarse cuidadosamente los dientes después de comer y usar tanto seda dental como enjuague.

Además, se deben seguir todo tipo de recomendaciones e indicaciones facilitadas por el ortodoncista y acudir a las revisiones planificadas durante el tratamiento.

En cualquier tratamiento con brackets puede suceder que alguno de éstos se despegue del diente y se caiga.

La caída de los brackets puede deberse a diferentes motivos: comer alimentos duros que nos exigen realizar mucha fuerza al morder, un dulce duro, una manzana o turrón, por ejemplo, tener la costumbre de morderse las uñas, higiene dental insuficiente, entre otros motivos.

Si esto ocurre, lo más adecuado es llamar o escribir aquí para que el ortodoncista cemente (pegue) el bracket lo antes posible. Si no puedes acudir de inmediato, no pasa nada, pero recuerda que si esperas mucho tiempo el tratamiento perderá parte de su efectividad.

De todas formas, si no quieres tener que enfrentarte a este clásico problema de la ortodoncia fija, una buena alternativa es la ortodoncia invisible, que la puedes encontrar aquí, un método basado en unos alineadores transparentes y removibles que se cambian cada dos semanas.

La ortodoncia con brackets de zafiro es adecuada tanto para adultos como para adolescentes.

La edad mínima a la que se puede colocar se sitúa en torno a los 13 ó 14 años. Esta edad es simplemente orientativa, ya que el momento verdaderamente adecuado se produce una vez que el adolescente cuenta con todas las piezas dentales definitivas.

En el otro extremo, podemos decir que no hay límite de edad para llevar un tratamiento de ortodoncia.

La duración media de un tratamiento de ortodoncia con brackets de zafiro es de 18 meses. Sin embargo, estos plazos se pueden acortar o alargar en función de las necesidades del paciente.

Es decir, mientras hay personas que llevan los brackets por un tiempo de un año, hay otros tratamientos que tienen una duración de dos años.

En cualquier caso, estos plazos son determinados por el ortodoncista antes de comenzar el tratamiento, por lo que el paciente conoce la duración aproximada desde el primer momento.

Dentro de los distintos tipos de brackets que se colocan en la cara externa del diente, también existen los que van adheridos a la cara interna o lingual, los de zafiro son los de más alta gama en la línea convencional.

Si los comparamos con los metálicos, los de zafiro presentan la clara ventaja de ser más estéticos.

En cambio, cuando los comparamos con otro tipo de los llamados brackets estéticos, hay mayor confusión. Esto se debe a que en el mercado también existen brackets cerámicos o, incluso, de plástico.

Éstos son presentados con las mismas características que los de zafiro y, aunque a simple vista parezcan iguales, cuentan con claras desventajas.

Por un lado, los cerámicos o de plástico están fabricados con un material de gama menor. Por otro lado, con el tiempo se tiñen, se amarillean y cambian de color, por lo que dejan de funcionar como un método estético.