Cuida tu sonrisa

Para reducir el riesgo de enfermedad de las encías o para ayudar a evitar que se vuelva más grave, es recomendable la realización de una limpieza profesional profunda, llamada raspado radicular.

¿QUE ES EL RASPAJE RADICULAR?

El raspado y alisado radicular, es una técnica odontológica para tratamiento de enfermedades periodontales. Es importante recalcar que esta técnica implica la limpieza profunda de las raíces de los dientes.

Pero también debes saber que no acudir a poner remedio cuando se sufre de inflamación de las encías, puede provocar la pérdida de las piezas dentales.

¿En que momento es importante realizarme un raspado radicular?

El raspado es un procedimiento que principalmente estará indicado para tratar la enfermedad periodontal, pero también está indicado para el mantenimiento de la óptima salud de los tejidos de soporte de las piezas dentales.

SONRISA SALUDABLE

Evitar el sangrado de los tejidos blandos, Reduce la inflamación de las encías y evita la perdida del hueso, tu sonrisa será mucho más saludable evitando tratamientos costos y dolorsos.

MEJORA TU CONFIANZA

Con nuestro tratamiento de rapado radicular, mejoraras tu seguridad al sonreír, con una sonrisa saludable, que te hará proyectar la imagen deseada, proporcionándote la confianza que necesitas en todo tipo de ocasiones.

MEJORA TU ESTETICA

Mejora la estética de encías y dientes, evitando el aspecto rojo de tus encías o la posible perdida de tus dientes, logrando sonreír con confianza en toda ocasión.

¡Escríbenos! nuestro equipo de apoyo al paciente aclarará todas tus dudas 

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación, te ofrecemos la respuesta a las cuatro preguntas sobre el tratamiento de raspaje radicular que más nos hacen nuestros pacientes

Consiste en un raspado de la superficie de las raíces de los dientes de forma manual. Para ello utilizamos un instrumental específico conocido como curetas. Estas nos permiten acceder a la parte más profunda de la bolsa peridontal, donde las bacterias encuentran las condiciones idóneas para desarrollarse y con el tiempo, convertirse en sarro.

Este tratamiento suele realizarse dividiendo la boca en sectores. Así, el número de sectores y la duración de los raspados y alisados dependerá de las particulares concretas de cada paciente.

Si el tejido de las encías está sensible e inflamado, se puede administrar anestesia local antes de la limpieza. Si sus dientes están sensibles, antes o después de la limpieza, el dentista puede recomendar el uso de una crema dental desensibilizante. El raspado dental pueden exigir de dos a cuatro visitas al dentista, dependiendo del nivel de las enfermedades bucales. Si usted tiene una enfermedad periodontal, el raspado y el alisado radicular serán realizados primero y, posteriormente, se realiza la cirugía periodontal.

Una buena técnica de higiene dental es fundamental para prevenir las enfermedades periodontales. Es importante destacar que el éxito total del tratamiento requiere la colaboración del propio paciente en casa. En tu clínica Dentalplan te explicaremos las técnicas necesarias para una correcta higiene bucodental. Siguiendo nuestras indicaciones y con revisiones periódicas será suficiente para prevenir enfermedades periodontales.

1. En las horas posteriores al raspado y alisado radicular se pueden experimentar molestias leves que se controlarán adecuadamente con fármacos de tipo analgésico y antinflamatorio prescritos por el odontólogo. 

2. El proceso de higiene oral se reanudarán inmediatamente después del raspado, incluyendo el cepillado de dientes.

3. Los primeros días se puede utilizar un cepillo extra suave para cepillarse los dientes en la zona del raspado, pero en seguida deben mantenerse las normas de higiene dental habituales, incluyendo el hilo dental, cepillo interdental, etc. 

4. Algunos productos como los geles de ácido hialurónico y clorhexidina, utilizados dentro de las 48 horas siguientes al raspado, podrían ayudar a acelerar la curación de la encía.

5. Es frecuente el aumento de sensibilidad dentinaria (dolor transitorio al comer alimentos fríos, calientes y dulces) después del raspado y alisado, producido por la eliminación de cemento radicular y la apertura de túbulos dentinarios. 

Lo normal es que la sensibilidad se vaya estabilizando por sí misma en unos cuantos días. Además, existen pastas de dientes y colutorios específicos para este problema.