tratamiento avanzado

La ortodoncia lingual es la única técnica imperceptible 100%, ya que está basada en unos brackets ultrafinos que se fabrican a medida de cada paciente y se colocan en la cara interna del diente.

¿QUE ES LA ORTODONCIA LINGUAL?

El tratamiento de ortodoncia lingual se realiza con brackets metálicos diseñados específicamente para acoplarse en las caras linguales (interiores) de los dientes, volviéndolos una alternativa muy estética.

¿Es la ortodoncia lingual una buena opción para mí?

La Ortodoncia lingual ofrece una estética incomparable, aunque no aplica para todos los casos. Si buscas un tratamiento que prime la estética sobre cualquier otro elemento y si no presentas un caso con una complejidad Media-Alta, la ortodoncia lingual, sería una buena elección.

¿Cómo lo hacemos?

El tratamiento de ortodoncia lingual se realiza con brackets metálicos diseñados específicamente para colocarse en las caras linguales (internas) de los dientes, volviéndolos una alternativa muy estética.

EFICAZ

Es igual de eficaz que los brackets tradicionales, corrigen cualquier tipo de problema dental, ofreciendo una alta estética.

HIGIENICO

La posición en donde están ubicados los brackets en la cara interna del diente favorece la higiene de la cara visible y evita que los restos de comida se acumulen en ella.

PERSONALIZADO

Tanto los brackets como los arcos se fabrican a medida de cada paciente, por lo que maximizan el área de adhesión.

¡Escríbenos! nuestro equipo de apoyo al paciente aclarará todas tus dudas 

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación, te ofrecemos la respuesta a las cinco preguntas sobre la ortodoncia lingual que más nos hacen nuestros pacientes:

Todos los tratamientos basados en brackets y, por tanto, fijos, conllevan una serie de restricciones en lo que respecta a la alimentación.

Es decir, mientras dura tu tratamiento debes evitar alimentos muy duros como los dulces duros, frutos secos, entre otros.

Si no deseas tener ningún tipo de restricción durante tu tratamiento de ortodoncia en lo que respecta a la comida, te recomendamos decidirte por la ortodoncia invisible, que la puedes encontrar aquí. Este método está basado en unos alineadores removibles que se retiran durante las comidas. Esto hace que puedas comer lo que quieras a lo largo de tu tratamiento.

La duración de un tratamiento con los brackets Incognito dependerá de la complejidad del caso a abordar.

Por lo general, podemos decir que un caso en el que solamente es necesario corregir el alineamiento de los dientes es más sencillo que uno en el que existe un problema de oclusión (mordida).

Dicho esto, la duración de los tratamientos oscila entre los 12 meses y los 24 meses.

Sí, la ortodoncia lingual está indicada para corregir cualquier tipo de malformación dental (apiñamiento, mordida abierta, mordida cruzada, separaciones entre dientes o diastemas, sobremordida…).

Dado que es apta para todo tipo de casos, su elección se basa, únicamente, en las preferencias personales de cada paciente.

De manera general, podemos decir que la ortodoncia lingual será el método elegido por aquellos pacientes que den prioridad al aspecto estético del tratamiento y releguen el factor económico a un segundo plano.

Los brackets linguales exigen mayor cualificación, experiencia y dedicación en comparación a otros tratamientos.

En primer lugar, es necesario resaltar que la técnica lingual es más compleja que la utilizada en los brackets que se colocan en la cara externa del diente.

Estos dos elementos hacen que muchos odontólogos prefieran llevar a cabo tratamientos de ortodoncia más sencillos y que requieren un esfuerzo menor.

En el mercado existen diferentes tipos de brackets que pueden ser colocados en la cara interna del diente.

Sin embargo, muchos de ellos ni siquiera han sido diseñados específicamente para colocarse internamente. Es decir, son brackets metálicos convencionales que simplemente se colocan por dentro.

El principal problema es que estos brackets no tienen en cuenta las particularidades de la boca de cada paciente, sino que se fabrican de manera industrial y en una medida estándar. Este hecho alarga el proceso de adaptación al aparato, hace que el tratamiento sea menos preciso y que dure más tiempo.